PH Rawpixel

SOBRE LO FRÍVOLO Y LO IMPORTANTE


Mi nombre es Luján, soy la anfitriona de Tapioca y esto de las presentaciones no es lo mío. Me aburren los fríos listados sobre qué hace profesionalmente o hizo la gente, no porque no sean importantes o interesantes, sólo porque no siempre nos dicen lo que queremos saber de los demás. En todo caso si eso es lo que les interesa, sólo tienen que leer las aclaraciones innecesarias al final del texto y es suficiente. Lo que sí quiero que sepan es por qué hoy estoy dando vida a este lugar y cómo llegué aquí.

Resulta que finalmente un día decido que hay cosas que ya no quiero que sean sólo prioritarias para mí, decido que quiero transmitirlas porque hay gente que siempre vuelve a mí preguntándome sobre ellas. No sobre “asuntos serios”, sino sobre cómo vivo, qué rutinas tengo, cómo elijo lo que elijo para mi salud, mi educación, mi momentos recreativos con mi familia y mis amigas y amigos. Y está bien. Supongo que quienes no esperan esto de mí con el tiempo se acostumbrarán o dejará de importarles. Lo que interesa, al fin al cabo es que esto pueda ser útil a los demás tanto como a mí.

Hace tiempo tenía ganas de escribir algo verdaderamente diferente, no diferente a lo que hacen otros y otras, sino a lo que yo misma venía haciendo. Algo que hablara desde mí, no de mí, sino de lo que siento que es bueno para los demás tanto como lo es para mí. Y no se trata de política(1), educación(2), rock(3) ni poesía(4), o tal vez sí, tal vez se trate de todo eso junto. Es difícil emprender un rumbo nuevo cuando los demás esperan siempre otra cosa de vos, es decir que les cuesta verte en otro rol, dedicándote a aspectos que algunos consideran triviales, frívolos o poco comprometidos. Aún cuando esas cosas siempre han sido primordiales para mí en el día a día y no las he visto nunca de esa manera. Con el tiempo comprendí que el compromiso no está en los temas que una o uno elija abarcar como periodista ni en los lugares en donde esté, sino en cómo los trate o los habite. La frivolidad puede estar, muchas veces, mucho más en una sesión del Congreso que en una pasarela o una feria de diseño.

A veces se vuelve un poco agotador explicar que es un camino, que siempre estuviste en él y que lo que hoy hacés es el resultado de lo que dejaste atrás, de lo que exploraste, de los lugares donde estuviste y los momentos que viviste. Sin embargo, esas explicaciones se dan solas o no se dan. Se comprenden simplemente o no. No hay mucho más que decir de por qué hoy estoy acá contándoles sobre otros modos de vivir. Compartiendo lo que sé y lo que voy a aprender a la par de ustedes.

Junto con otras mujeres, maravillosas todas ellas, que colaboran conmigo para darle vida a Tapioca, quiero dar lo mejor de mí para que este espacio sea tanto un refugio como un oasis de lectura, encuentro e inspiración.

Gracias por estar acá leyendo estas líneas, ¡deseo que sean las primeras de muchas!

Luján

Aclaraciones innecesarias:

1- Trabajé cubriendo noticias de cultura y política para diarios y radios de Buenos Aires y del conurbano bonaerense. También me dediqué a la comunicación en organizaciones civiles y ONG, hermosos espacios que te enseñan lo duro y lo bueno del trabajo en equipo.

2- Soy profesora de Ciencias de la Comunicación. La educación es una de mis grandes pasiones, es una fuente inagotable de motivación y energía.

3- Dediqué muchos fines de semana a cubrir recitales de bandas, festivales y haciendo entrevistas. Un día descubrí que aunque escuchara rock, prefería disfrutarlo como público, no como periodista.

4 -Tuve varios blogs, entre ellos uno de narrativas de ficción, otro de poesía, publiqué un libro de poesía titulado Sumaqk y participé en algunas antologías y revistas de narrativa. Regularmente sigo escribiendo ficción y no ficción, mis textos andan circulando por aquí y por allí.